622 506 377 info@refesureste.com

Tratamiento suelos de hormigon

MINERALIZADORES

Se trata de un proceso químico  y mecanico para el tratamiento de pavimentos  de hormigón con el que conseguimos prolongar o bien dotar de nueva vida a suelos gastados y maltratados.

mediante herramientas diamantadas y el uso de mineralizadores conseguimos rejuvenecer pavimentos deteriorados y gastados por el paso del tiempo y la actividad diaria.

MAYOR DURABILIDAD DE LA SOLERA

Es un suelo ecológico resultado de densificar y sellar el pavimento con productos químicos respetuosos con el medioambiente que cumple, además, con las normativas en materia sanitaria y de alimentación. Reaccionando con el hormigón hasta una profundidad de 10 mm creando cristales tetraédricos que se integran como parte de la composición del mismo, rellenan sus capilares y alargan su vida.

AUMENTO DE LA RESISTENCIA A LA ABRASIÓN Y AL IMPACTO

El incremento que se produce con respecto a la resistencia a la abrasión inicial es de hasta un 400% y con respecto al impacto de hasta un 20%.

VENTAJAS

La conservación tiene un coste mínimo porque no hay ningún revestimiento que haya que decapar o sustituir, requiere un mantenimiento sencillo.

El cierre del poro y la densificación de la superficie dificultan la penetración de la suciedad en el pavimento.

Aumenta la reflectividad de la luz, lo que significa un ahorro sustancial en el gasto energético derivado de la iluminación de las instalaciones.

Todos los productos que utilizamos, son respetuosos con el medioambiente. es un producto líder en la densificación del hormigón. Se trata de un reactivo que penetra en los materiales de base cementosa protegiéndolos, conservándolos y reforzándolos permanentemente.

Cuando se aplica a un hormigón que es estructuralmente sólido y ha sido de reciente y adecuado acabado, consigue endurecerlo uniformemente mediante una reacción química de retención de humedad la cual es vital para el completo proceso de hidratación.

Penetra de manera profunda en el hormigón bloqueando los poros desde dentro. Es así como se consigue un sellado profundo y permanente en todo tipo de superficies de hormigón.

Rellena los capilares del hormigón aumentando la densidad,  dureza , pero sobretodo, aumentando sustancialmente la resistencia a la abrasión y la durabilidad de la superficie de hormigón.  Incrementando la resistencia a la compresión

 

            

 

Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.